Andas siempre cual Dory (la pescadita de buscando a Nemo) pensando ¡no hago una dieta más! He decidido finalmente seguir las recomendaciones de mi médico, de mi coach o de mi nutricionista de llevar un estilo de vida saludable junto a un plan nutricional equilibrado para perder peso, sin pasar hambre y sin extremos – como debe ser – y a los 2 segundos, llama tu atención y te deslumbra durante un breve período de tiempo. Al rato, una nueva cosa comienza a brillar y sientes la necesidad incontrolable de averiguar de qué se trata, desviándote nuevamente de tu camino o meta original.

 

El Bombardeo de las Dietas Milagro

Y es que continuamente nos vemos enfrentados al bombardeo de las dietas milagro, la última dieta, el último influencer que trae un nuevo método para adelgazar, el nuevo gurú de la perdida de peso que se ha hecho famoso en las redes sociales, el más novedoso producto para adelgazar que acaba de salir al mercado y pare de contar.

 

La Encrucijada

Finalmente nos vemos como en una encrucijada. El problema se presenta cuando las opiniones se contradicen y es allí donde no sabes qué hacer y por desconocimiento pierdes el foco en tu meta.

Todos te prometen resultados milagrosos y te sientes en una encrucijada sin salida: ¿Por donde comienzo? ¿Cuál será el mejor método? O peor aun, comienzas a hacer todo lo que recomiendan, diversos métodos a la vez, o saltas de una dieta a otra sin parar, sin mayores resultados.

Estos son “objetos que brillan”, que te deslumbran, continuamente distraen tu atención, te confunden y en muchos casos te hacen perder el camino hacia tu meta: Perder peso.

Peor aún es cuando los objetos que brillan lo hacen en direcciones opuestas. Por ejemplo, algunos recomiendan el cardio en ayunas y por el otro lado, otros lo condenan. Muchos recomiendan tomar leche, mientras otros la satanizan y te recomiendan o exigen eliminarla de tu alimentación por completo, y que solo lograras adelgazar si y solo si consumes leche de almendra, kale, chía y otras serie de superalimentos que quizá incluso desconocías que existían.

¡Así que recuérdalo siempre! No todo lo que brilla es oro. Es tanta la información que frecuentemente salta a nuestro alrededor y muchas veces se pinta tan atractiva que a veces no podemos resistirnos a la tentación de probar esa nueva dieta milagro o de seguir las indicaciones de ese influencer que nos promete que ahora sí con sus consejos o con su super dieta detox de juguitos verdes, en solo 3 días logrará que tengas tu abdomen plano y que adelgaces para siempre.

Sin embargo, recuérdalo siempre: ¡No todo lo que brilla es oro! Así como tampoco no todos los métodos para adelgazar son efectivos, pero sobre todo no todos son saludables.

 

Cuidado con los cantos de sirena

Te invito a que estés muy alerta para que no sientas atracción por los cantos de sirena ya que muchas de estas dietas milagro o disociadas no tienen basamento científico alguno ni eficacia comprobada.

Quizá logres perder unos cuantos kilos, sin embargo, el esfuerzo a veces es tan grande que abandonas y vuelves pronto a tu peso original. O peor aun, te enfermas, pierdes masa muscular y comienzas a presentar ansiedad y depresión, que junto a la frecuente reganancia de peso pueden afectar tu autoestima.

Y no nos dejes caer en la tentación… Para evitar caer en la tentación de ir de dieta en dieta y que andes cual “Dory” por la vida, la clave es que tengas claros tus objetivos, creando un plan de acción bien definido y no dejando que nada ni nadie de desvíe de tu camino.

Así que aquí te dejo estas 6 recomendaciones que te ayudarán a lograr eliminar el Sindrome del Objeto que Brilla en tu estrategia de perdida de peso:

1.- Consulta con un especialista en la materia y sigue al pie de la letra sus indicaciones.

2.- Planifica detalladamente tus comidas.

3.- Enfócate en tu objetivo y sigue un solo plan nutricional y recomendaciones de actividad física.

4.- Evita distraer tu atención siguiendo las indicaciones y métodos milagro que proliferan a diario a través de las redes sociales y que invaden tu correo a modo de spam.

5.- Lleva una agenda y haz tu check list y cada vez que cumplas con cada una de las recomendaciones de tu plan inicial ¡Celébralo!

6.- Sigue tu agenda, calendario y/o plan de acción sin hacer nada diferente de lo que ya tenias planificado.

Este es el secreto del éxito: Veintiún días es el tiempo mínimo que necesitas para crear un nuevo hábito, enfócate en seguir tu programa de perdida de peso sin permitir que los objetos brillantes que aparecen en el camino te desvíen de tu meta.

Si te ha gustado este video, regálame un like, compártelo con tus amigos y suscríbete a nuestro canal para que recibas notificaciones de todo el contenido que estamos compartiendo para acompañarte en tu Estilo de vida Evolution.