Los creadores del Universo Marvel y de la Liga de la Justicia nos muestran de qué son capaces los superhéroes para mantener el equilibrio mundial.

También que es más fácil vencer a los grandes villanos cuando cada uno aporta sus superpoderes para resguardar la vida de la humanidad. 

Pues nosotros creamos suplementos y vamos a mostrarte que en nuestro mundo también existe un equipo fantástico que te ayudará a derrotar los grandes peligros que atenten contra tu salud e integridad.

Prepárate para la batalla con una buena nutrición

A la hora de dar la pelea, los superhéroes de los comics se protegen con escudos, telarañas, tridentes o hasta su fuerza mental. 

Pero los humanos contamos con un sistema potente de defensa natural que combate cuerpo a cuerpo infinidad de agresores que, muchas veces, no se sienten ni se ven.

Cuando el sistema inmunológico funciona normalmente, tu salud se mantiene a resguardo.

Pero si está debilitado corres el riesgo de caer en las redes de enfermedades, virus, bacterias, toxinas y más.

Y mientras Superman recarga sus destrezas sobrehumanas con radiaciones solares, tú debes reforzarlo con la potencia de una buena alimentación.

Frutas y verduras de todos los colores, grasas saludables y buenas cargas de proteínas ayudan a que tu función inmune sea a prueba de balas.

Y si la acompañas con ejercicios, bajos niveles de estrés y descanso, cualquier amenaza será más fácil de neutralizar.

Una dosis adecuada de suplementos saludables y seguros también te servirá de escudo.

Lo bueno es que la suplementación se adapta a todas las personas, según sus requerimientos y edad: 

Llegó la hora de presentarte a nuestros 4 fantásticos que pueden acompañarte a dar la pelea para mantener tu salud.

Todos juntos te darán un impulso para enfrentar los desafíos que plantean situaciones límite como la pandemia mundial.

A luchar por las defensas: proteína de suero de leche

Esta superchica es altamente valorada por muchísimos beneficios que aporta al funcionamiento del cuerpo, entre ellos su capacidad de apoyar al sistema inmunológico.

Su máximo poder para erradicar agresores está en que es la fuente más rica de proteínas biológicamente activas de la naturaleza.

No solo contiene todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita para funcionar.

También hace que el antioxidante glutatión diga ¡SÍ, SEÑOR! y acate la orden que le da el organismo de acabar con los radicales libres que envejecen, causan desórdenes en el ADN y muchas enfermedades.

La proteína de suero de leche también mejora la absorción de hierro y ayuda a regular los niveles altos de inflamación.  

¿Acaso esta proteína tiene maneras adicionales de protección? Claro que sí y te mencionamos cinco más:

  1. Ayuda a mantener los huesos sanos, prevenir osteoporosis y mejorar la densidad ósea.
  2. Promueve el proceso de limpieza general del cuerpo.
  3. Estimula la formación de la musculatura y la protege.
  4. Evita el sobrepeso porque causa sensación de saciedad.
  5. En adultos mayores, disminuye los tiempos de recuperación en situación de reposo en cama, desnutrición, inactividad física e infecciones por virus.

Si quieres suministrarle un plus de protección a tu organismo, te vendría excelente contar con un suplemento de proteína de suero de leche de alta calidad como nuestra 100% Whey Protein

La barrera inquebrantable de la glutamina le tranca el paso a la enfermedad

Cuando la misión es repeler agentes dañinos, la glutamina maniobra con toda su fuerza y poder. 

Originalmente se consideraba un aminoácido no esencial porque el cuerpo la produce.

Pero los científicos determinaron que es “condicionalmente” esencial, porque ante el estrés severo, cirugías mayores, quemaduras, inanición, infecciones graves e, incluso, ejercicio prolongado, disminuyen sus niveles y hay que conseguirla por fuentes externas.

La glutamina se presenta en el frente de guerra para proteger diferentes flancos:

  • Cierra el paso a las enfermedades

Cerca del 70% del sistema inmune se encuentra alojado en el intestino y dicen los científicos que la carencia de glutamina abre paso a toxinas y agentes infecciosos a través de este canal.  

Pues este aminoácido les conecta un puño en la cara porque mantiene saludable la mucosa intestinal.

También se sabe que el intestino delgado usa la glutamina como combustible principal para funciones metabólicas esenciales en el proceso de digestión.

Por eso es que actúa como una barricada impenetrable que protege esta zona.

  • Pone a las defensas en guardia

La glutamina alimenta a tu ejército de glóbulos blancos, haciéndolos más fuertes y eficientes durante los ataques del enemigo.  

Y en tiempos de recuperación post-enfermedades hace un admirable trabajo para contribuir a que tus células se mantengan en buen estado.

Así quedó demostrado en pacientes de quimioterapia y trasplante de médula ósea, quienes después de suplementarse fortalecieron su sistema inmune debilitado.

La glutamina también es útil para los atletas porque los ayuda a disminuir el riesgo de infecciones que provocan los ejercicios extenuantes y prolongados. 

  • Activa los antioxidantes a millón

La glutamina potencia el sistema de antioxidantes en el cuerpo, gracias a que promueve la producción en el hígado de glutatión, el cual tiene la facultad de neutralizar el daño que provocan los radicales libres. 

¿Dónde puedes conseguir glutamina adicional a la que produce tu cuerpo? 

Prácticamente todas las proteínas que comes contienen entre 4 y 8% de este aminoácido.

También puedes obtenerla usando suplementación de calidad, como nuestra Glutamine.

No es el hombre de acero, es un suplemento de zinc

El zinc reluce en el podio de suplementos fantásticos por los efectos potenciadores que tiene sobre el sistema inmunitario.

Este mineral impacta en miles de funciones biológicas esenciales, entre ellos el crecimiento y desarrollo humano.

Usado como suplemento, puede reducir la duración de resfriados comunes y limitar sus síntomas, especialmente, en nariz y garganta.

También disminuye los riesgos de diabetes y obesidad.

Y ayuda a ahuyentar el riesgo de enfermedades autoinmunes, aterosclerosis, cáncer, trastornos neurológicos y otras afecciones crónicas.

Tanto así, que se logró restabler la función normal de células asesinas de virus e infecciones en ancianos que se suplementaron con este mineral. 

No por casualidad figura en los programas internacionales de salud destinados a reducir el número de muertes por enfermedades como la diarrea, la malaria y la tuberculosis.

El zinc puedes consumirlo en tu dieta, incluyendo carne, huevo, legumbres y ostras.

Y cuando decidas suplementarte, las dosis recomendadas son:

  • Para prevención: de 5-10 mg/día.
  • Ante riesgos de deficiencia: de 25-45 mg/día. 

Si quieres comenzar desde ahora, puedes probar nuestro Zinc.

Vitamina C: una guardiana del sistema inmune, accesible y popular

Es conocida como una valiente protectora de la salud desde hace varias décadas.

Específicamente a partir de 1937, cuando Albert Szent-Gyorgyi ganó el Premio Nobel de Fisiología por sus investigaciones sobre esta vitamina; ese evento detonó la avalancha de estudios que hoy respaldan su efectividad.

Más allá de revitalizar tu sistema inmunitario, esta poderosa vitamina desempeña un papel fundamental en muchas de las funciones del cuerpo y es un poderoso antioxidante.

Además ayuda en la regeneración de tejidos, la absorción de hierro, la producción de colágeno y mucho más.

Por eso, suplementarte a diario con vitamina C es una excelente estrategia de guerra contra las acechanzas de extraños desagradables que quieren perjudicar tu salud.

Como el organismo humano la no produce, debes obtenerla de fuentes externas como la alimentación.

Pero si tu dieta se queda corta, asegúrate de recibir una dosis que te proteja de verdad, apoyándote en la suplementación.

¿Cuánta vitamina C necesitas para asestarle un puñetazo en la cara a los intruso indeseables?

Los expertos recomiendan alrededor de 90 mg por día.

Pero para que tu función inmune trabaje a todo vapor, requieres 1 gramo diario (1,000 mg) y  debes acompañarlo con una dieta de frutas y verduras ricas en vitamina C.

Como al final de todas las historias de supeheroes, la epidemia del COVID-19 nos está dejando muchos aprendizajes.

Una de los más importantes es que debemos vigilar continuamente el estado de nuestra salud.

Hay acciones que están bajo tu control y te ayudarán a lograrlo, tales como practicar la higiene anti-enfermedad y fortalecer tu sistema inmunológico con plan diario de hábitos saludables.

Y ya sabes que tienes a mano nuestros 4 fantásticos que están dispuestos a acompañarte.

Especialmente en esta batalla campal para destruir al coronavirus que, tarde o temprano, entre todos vamos a ganar.

[/et_pb_text][/et_pb_column] [/et_pb_row] [/et_pb_section]