Un elemento clave para combatir la pandemia de COVID-19 es prevenir la infección de tantas nuevas personas como sea posible.

Esto es especialmente importante en este momento, porque si no se controla el crecimiento en la tasa de nuevas infecciones, se podría exceder la capacidad del sistema médico para tratarlas.

Y uno de los objetivos de prevenir es «aplanar la curva epidémica», que significa esencialmente disminuir el crecimiento de nuevas infecciones ahora mismo, para que no se extienda con el tiempo.

Esta es la razón por la que las empresas están pidiendo a sus empleados que trabajen desde casa y los gobiernos están promulgando políticas que apoyan el distanciamiento social.

En esencia, la salud pública quiere impulsar algunas medidas para disminuir las infecciones que podrían ocurrir en las próximas semanas o en algún momento en el futuro.

Evitar la propagación de infecciones a lo largo del tiempo ayuda por algunas razones:

  • Disminuye el riesgo de que los servicios médicos se vean abrumados.
  • Da tiempo de adaptarse para lidiar mejor con el problema.
  • Ayuda a las clínicas y hospitales de atención médica a utilizar los recursos disponibles para las personas más necesitadas.
  • Ofrece tiempo para fabricar y entregar más de los artículos que necesitarán para el tratamiento.
  • Significa que la mayoría de los casos ocurrirán en el futuro cuando haya mejores tratamientos disponibles.

El objetivo de aplanar la curva no es detener todas las infecciones. Por lo pronto, se trata de disminuir nuevos casos porque, de lo contrario, el sistema de salud correría mayor riesgo de no poder mantener el ritmo en las próximas semanas.

El distanciamiento social es una forma de aplanar la curva, pero cualquier acción que haga cada uno de nosotros para evitar enfermarnos o que otros se contagien, ayudará a que el sistema médico atienda a las personas más necesitadas.

Por qué lavarse las manos es de tanta ayuda.

¿Si pudieras usar algo para reducir las probabilidades de contraer los virus que causan infecciones respiratorias, lo utilizarías?

La buena noticia es que sí lo hay. Son el jabón y el agua. 

Por eso, voy a decirte razones científicas de por qué lavarse las manos con jabón es fundamental para interrumpir el esparcimiento del COVID-19 y las mejores técnicas de lavado. 

Pero vamos por partes: un virus como el SARS-CoV-2 (que causa el coronavirus) y los que producen el resfriado común y la gripe, se propagan a través de las gotas respiratorias que emana una persona infectada cuando tose o estornuda.

Estas gotas terminan en superficies o personas cercanas y, dependiendo del tipo de virus y de la superficie, sobrevivirá mayor o menor tiempo.

Solo por darte un dato. Una investigación preliminar publicada en el New England Journal of Medicine (17 de marzo de 2020), sugiere que el SARS-CoV-2 sobrevive más tiempo en el acero y plástico (hasta 2 o 3 días) en comparación con cartón o cobre (menos de un día). ¿Te lo imaginabas?

¿Cuándo puede complicarse todo? En el momento en que tocas una superficie infectada.

Si el virus se adhiere a tus manos puede transferirse a las membranas mucosales, y esas son las áreas más directas para que el virus ingrese al sistema respiratorio, se multiplique y cause los síntomas de resfriados y gripe.

Por eso, también es importante no tocarse la cara. Suena fácil en teoría pero es muy difícil en la práctica.

Tanto es así que un estudio realizado por un grupo de estudiantes de medicina concluyó que la mayoría de las personas se tocan el rostro, sin ser conscientes de ello, un promedio de 23 veces ¡POR HORA!

En otro estudio que midió solo los toques en la boca, nariz y ojos, el promedio fue de casi 16 cada hora.

Y como es tan difícil detener ese comportamiento subconsciente, lavarse las manos con agua y jabón es una acción preventiva que te protegerá a ti y a personas cercanas.

¿Qué dice la ciencia sobre lavarse las manos para evitar los virus?

Quiero compartir contigo dos pruebas científicas acerca de cómo el lavado frecuente de manos previene de virus y enfermedades.

La primera se llamó «Operación Stop Cough».

Operación Stop Cough

En 2001, la Scientific American publicó un artículo llamado “Los reclutas de la Marina se lavan las manos de la tos y los resfriados”.

Todo comenzó cuando los militares descubrieron que muchos nuevos reclutas desarrollaron alguna forma de tos o enfermedad similar a la gripe en los primeros meses de su entrenamiento.

Resulta que los nuevos reclutas vivían en dormitorios comunes y, cuando uno se infectaba, aumentaba el riesgo de que la enfermedad se propagara entre quienes vivían y trabajaban cerca.

La «Operación Stop Cough» comenzó en 1996, cuando una base de la Armada en Illinois hizo un esfuerzo para ver si alentar ciertos comportamientos podría reducir los resfriados y la gripe.

La Scientific American reveló: «Como parte del programa, los oficiales al mando instruyeron a los reclutas a lavarse las manos al menos cinco veces al día. Para facilitar esta tarea, la marina instaló dispensadores de jabón líquido en todos los fregaderos y permitió que los fregaderos húmedos pasaran la inspección. Además, los instructores de perforación recibieron educación mensual del personal de medicina preventiva sobre la importancia del lavado de manos «.

En 2001, el American Journal of Preventive Medicine (agosto de 2001), publicó un artículo titulado “Lavado de manos y enfermedades respiratorias entre adultos jóvenes en entrenamiento militar”, donde mostró los resultados:

  • Hubo una reducción del 45% en el total de visitas ambulatorias por enfermedad respiratoria después de la implementación del programa. Esto significaba, desde una perspectiva de salud pública, que todos los reclutas se beneficiaron de la iniciativa; es decir, el programa en sí mismo aplanó la curva.
  • Los que se lavaban las manos frecuentemente informaron menos episodios de enfermedades respiratorias en comparación con los que lo hacían con menor frecuencia.
  • Si bien el programa mejoró los resultados de todos los reclutas, las personas que más se lavaron las manos fueron las más beneficiadas.
  • Adherirse al programa era un desafío para muchos de los reclutas, especialmente en el contexto de entrenamiento militar con limitaciones de tiempo.

Este último hallazgo no fue inesperado, ya que convertir nuevos comportamientos en hábitos requiere esfuerzo, tiempo, concentración y trabajo.

Programa educativo PRIMIT

Consistió en educar por medio de una página web a más de 16,000 hogares del Reino Unido sobre la importancia de lavarse las manos con frecuencia para prevenir la propagación de resfriados y gripe.

Se realizó durante las temporadas de resfriados y gripe desde enero de 2011 hasta marzo de 2013.  

Los puntos clave de este estudio los resumió la Science Daily: 

  1. Tomar el curso PRIMIT redujo el riesgo de contraer y transmitir infecciones del tracto respiratorio a otros miembros del hogar.
  2. Se reflejaron entre 10-15% menos de visitas al médico y recetas de antibióticos.
  3. El 51% de los participantes informaron al menos una infección respiratoria en comparación con cerca de 6 de cada 10 (59%) del grupo que no tomó el curso en línea.
  4. El riesgo de contraer una enfermedad similar a la gripe fue aproximadamente un 20% menor en el grupo PRIMIT.
  5. La educación no previno todas las infecciones, pero aplastó significativamente la curva.

Nuestra conclusión: si queremos cambiar las probabilidades de prevención viral a nuestro favor, lavarnos las manos más de 5 veces al día es una forma de hacerlo.

¿Por qué lavar las manos reduce las infecciones virales?

Los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) recomiendan oficialmente lavarse bien las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente cuando están visiblemente sucias, después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

También, usar desinfectantes para manos solo como respaldo, cuando no se puede usar jabón.

¿Por qué funciona más lavarse las manos que usar solo desinfectantes para este fin?

La historia corta es que un buen jabón mata muchos tipos de virus, incluidos los coronavirus.

Pero una advertencia: los mata solo si están expuestos al jabón el tiempo suficiente.

¿Cuánto es suficiente? Unos 20 segundos debido a que el jabón ejercerá una presión creciente sobre las membranas grasas del virus, y finalmente lo separará, matando al virus. 

Y así como pasa cuando lavas los platos, ese «efecto de adhesión y lavado» da cierto grado de protección debido a que las membranas externas de los coronavirus y los virus del resfriado y la gripe están hechos de sustancias grasas.

Recuerda que el agua sola no basta para eliminar el virus porque la interacción entre el virus y la piel es demasiado fuerte.  

Si quieres una explicación más detallada, te recomiendo el video «La higiene de manos» de la Organización Mundial de la Salud. Te tomará solo 5 minutos verlo.

¿Cuál es la forma correcta de hacerlo?

Primero, debes saber que para crear un nuevo hábito, el comportamiento a cambiar debe ser medible.

Por eso decir “lávate las manos con frecuencia” no te servirá, porque es impreciso.

Los expertos recomiendan hacerlo de 5 a 6 veces por día. No en vano «Operation Stop Cough» seleccionó 5 veces al día como criterio válido.

  • Desde la perspectiva del biohaking, un primer paso útil es decidir cuántas veces al día te lavarás las manos y luego seguirlo.  
  • Desde la perspectiva del hábito, te conviene anclar algunas de estas 5 veces con otras acciones que ya practicas, tales como cada vez que comes o bebes.

Y si tiene niños pequeños en casa, el video de visita a la escuela de lavavajillas “Henry the Hand Champion” podría ser un recurso útil.  

No quiero finalizar sin mencionarte la importancia de usar adecudadamente tu tiempo y energía.

Estos son recursos limitados que, en las circunstancias actuales, deben usarse con conciencia y propósito.

Te lo menciono porque otra opción para interrumpir la transmisión viral de las superficies a nuestras manos y cara es desinfectar todo lo que podamos tocar, antes de tocarlo.

Pero igual que pasa con el tacto facial, gran parte de nuestro contacto con las cosas es subconsciente.

Por eso, va a requerir de nuestro esfuerzo, tiempo, concentración y trabajo.

¡Seamos responsables!

*Para obtener más información acerca de lo que significa aplanar la curva, les recomiendo leer “La curva aplastante de una pandemia de la National Public Radio: “por  qué quedarse en casa ahora puede salvar vidas”.

Fortalece tu sistema inmune desde ahora y sin complicaciones

Con esta guía aprenderás:

  • 7 errores que no debes cometer en tiempos de coronavirus porque atentan contra tu sistema inmune.
  • El verdadero vínculo que hay entre los ejercicios y el sistema inmune, y cómo practicarlos para sacarles el máximo partido.
  • Cómo sumergirte en la disciplina más simple, económica y poderosa que existe para mantener la salud del cuerpo y la mente.

Click aquí para saber más.

Por favor, vuelve a escribir tu correo electrónico.
Parece que has escrito mal tu email, las direcciones no concuerdan.

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio web, y estoy de acuerdo con que almacene los datos que envío a través de este formulario y me envíe contenido regularmente sobre nuevas publicaciones y promociones. Al darte de alta, también recibirás nuestra newsletter semanal y ofertas exclusivas de vez en cuando. Tus datos están 100% seguros y no serán compartidos con nadie ¡NUNCA! Puedes darte de baja en 1 sólo clic, en cualquier momento.