Con tantas dietas mágicas que encontramos hoy en día en el internet, desde la dieta paleo hasta la dieta de los puntos, es normal que surja la duda: ¿cuál es la dieta que mejor me funciona? Y la respuesta, una vez más, está en la individualidad.

En primer lugar, la palabra “dieta” se refiere a todo lo que comes, sea saludable o no. De manera que cuando hablamos de planificar una dieta, puede ser con el objetivo de perder grasa, ganar músculo, optimizar el rendimiento físico o simplemente mejorar nuestra salud. Sea cual sea tu objetivo, tu dieta debe adaptarse a él.

Sin embargo, existen algunos requisitos básicos que debe cumplir un buen plan de alimentación, y que son aplicables a la mayoría de los objetivos.

Por eso, en este video quiero compartir contigo algunas ideas sobre:

Cómo saber cuál es la dieta que más te conviene:

 

1. Debe aportar suficiente energía

Lo primero que debe garantizar un buen plan de alimentación es un adecuado aporte de energía, especialmente si realizas ejercicio físico.

Este aporte energético se mide en calorías por cada Kg de peso corporal (kcal/Kg), y el requerimiento de energía de cada persona dependerá de varios factores como el género, la cantidad de grasa y músculo, y el gasto diario de energía. Así, una mujer sedentaria puede necesitar unas 20 kcal/Kg, mientras que un futbolista profesional puede necesitar unas 50 kcal/Kg.

De forma general, una dieta no debería aportar menos de 1200 kcal para una mujer y menos de 1800 kcal para un hombre, ya que esto podría aumentar el riesgo de sufrir mareos, cansancio y deficiencias de nutrientes críticos como proteínas, vitaminas y minerales.

 

2. No debe suprimir ningún grupo de alimentos.

Una dieta donde debes eliminar alimentos como los lácteos, las frutas y otras fuentes de carbohidratos porque “engordan”, resulta tan innecesaria como contraproducente.

La variedad es uno de los pilares fundamentales de una alimentación saludable. Incluir todos los grupos de alimentos en las cantidades y momentos adecuados, es esencial para garantizar un buen aporte de energía y nutrientes.

 

3. Debe tener más alimentos que suplementos

Si alguna vez te encuentras con una dieta en las que la lista de suplementos necesarios es más larga que la lista de alimentos permitidos, no es un plan de alimentación.

Sin duda, los suplementos juegan un papel importante como apoyo de tu dieta diaria a la hora de conseguir objetivos específicos, pero nunca deben reemplazarla.

Para más información sobre este tema, te invito a revisar nuestro artículo/video sobre qué papel juegan los suplementos en tu dieta diaria.

 

4. Debe ser sostenible a largo plazo

Si quieres lograr resultados significativos y duraderos, debes apuntar a hacer cambios en tu estilo de vida que puedas mantener por el tiempo que quieras. Y la única forma de lograrlo es hacer cambios con los que te sientas bien.

Si llevas una dieta que te hace sentir débil, de mal humor o con mucha hambre todo el día, eventualmente terminarás abandonándola. En cambio, un plan de alimentación que te mantenga con energía, buen ánimo y sin ansiedad, puede ser sostenido a lo largo del tiempo sin esfuerzo alguno.

 

5. Debe ser para TI

De la misma forma que el mejor traje confeccionado para ti por un sastre, la dieta que más te conviene es aquella que haya sido diseñada especialmente para ti por un nutricionista calificado, de acuerdo a tus requerimientos, objetivos, rutina de entrenamiento, preferencias y estilo de vida.

Recuerda que la clave del éxito de un buen plan de alimentación está siempre en individualizar.

¿Conoces alguien a quien pueda interesarle este artículo/video?

Sigue atento a nuestras próximas publicaciones sobre este y muchos otros temas que te ayudarán a alcanzar tus metas de una forma más inteligente y efectiva.

Si te ha gustado este video, dale like, compártelo con tus amigos y suscríbete a nuestro canal para que recibas notificaciones de todo el contenido que estamos compartiendo para acompañarte en tu estilo de vida Evolution.